CGT Delphi Cádiz
[PORTADA] :: Foros :: Inscribirse/Recibir novedades :: Redacción :: Contactar :: Toda la Web :: Seguir la vida del sitio RSS 2.0
Estás aquí: Portada > DTS > Destapan una trama “criminal” entre antiguos directivos de la Junta de (...)
Destapan una trama “criminal” entre antiguos directivos de la Junta de Andalucía y la CEA
Clanes familiares controlaban altos cargos de la Junta y se llevaban subvenciones del fraude multimillonario y masivo de la formación en Andalucía
Viernes 15 de junio de 2018, por CGT DELPHI
0 comentarios   

Daniel Bellaco 14 de junio de 2018 Los antiguos dirigentes de la CEA , Confederación Empresarial de Andalucía, están salpicados por el fraude multimillonario masivo de la formación implicando además a altos cargos de la Junta que recibieron subvenciones cuando Susana Díaz era consejera de Presidencia.

A pesar de que el foco mediático está en los ERE, la corrupción en la formación es aún mayor en cuanto al daño causado a los andaluces. Quizás se explica este desenfoque mediático porque afecta a más organizaciones (empresariales, sindicales…etc) e incluso se extiende por otras comunidades del país y que se remonta a los antiguos cursos del FORCEM (curiosamente no investigados).

El ex consejero de Hacienda Ángel Ojeda, principal imputado por el fraude de la formación, ha desvelado una red en la que quedan implicados ex altos directivos de la CEA. Según detalla EL MUNDO se crearon empresas por familiares con el fin de quedarse con las multimillonarias subvenciones que la Junta les daba.

De hecho el diario publica un correo que es parte del atestado de la UDEF que envía a María Núñez Bolaños, la juez instructora que sustituyó a la juez Alaya tras ser ésta apartada repentinamente. Los agentes califican la trama de “organización criminal perfectamente estructurada” y colocan al ex consejero de la Junta, como pez gordo de la misma.

Según detallan los investigadores, el ex consejero que recibió en sus empresas 52 millones de euros, creó una organización de tráfico de influencias mediante favores a cargos de la Junta (normalmente contratando a parientes) a cambio de trato a favor en las adjudicaciones e información privilegiada. Su propia cuñada, Teresa Florido, ex directora general de Formación, estaba en el ajo y formaba parte de esa estructura de ex altos cargos.

Rastreando los correos electrónicos del ex consejero Ojeda y los de sus colaboradores, los agentes han encontrado una alusión directa al papel que jugaban los jefes de la CEA, los hermanos Muela.

Federico, ex vicepresidente de la CEA y el difunto Nicolás, ex responsable de comunicación, así como Juan Salas que también llegó a ser ex vicepresidente de esta organización.

EL MUNDO publica un correo en el que Ojeda le dice a su cuñada, ex directora de la Junta: “La CEA se lleva solita 1/3 del total y directamente, sin tener que competir con las empresas del sector. Después de recibirla se la reparten entre los Muela y los Salas”.

Ojeda detalla como era el ‘reparto’ implicando a Patricia Morón, esposa de otro miembro del clan familiar Muela, Rafael, y responsable de la Formación en la CEA.

El marido de Rosario Muela, Baltasar Fernández, montó un “emporio” de empresas dirigidas por un hijo de su mujer del que formaban parte Grupo GDT, Formación Digital, Descartes Multimedia o Core Networks.

Mientras, la propia Junta les había dado los cursos en el CIO de Mijas, el centro de turismo de la Costa del Sol que costó 48 millones de euros a los andaluces.

Según desvela el propio Ojeda en el correo, las empresas de la familia Muela se llevaron casi cuatro millones de euros entre los años 2007 y 2011.

Según detalla Ojeda, los Salas también cogieron parte del ‘pastel’, 270.000 euros, a través de empresas familiares como Hispalis Formación y otras sociedades vinculadas como Centro Andaluz de Formación Empresarial, Hisca Elaboración Material Didáctico, Previsa Asesores, Y-Zeta Sevilla e Inix Consultores.

Por último, el propio ex consejero de la Junta de Andalucía, señala en su correo que este entramado recibía además lo que le repartía la CEA, sin especificar nada más.

Tal era el descontrol en los cursos que Susana Díaz los paralizó mediante una decisión personal suya perdiendo los parados y trabajadores andaluces 600 millones de euros para su formación. La oposición criticó esta medida acusándola de que por su carrera personal los andaluces perdían una millonada. Nadie ha pedido o reclamado a alguien todo ese dineral perdido.

El parlamento está estudiando el supuesto ‘acoso’ de la Junta de la señora Díaz contra el testigo protegido que destapó el fraude en la formación.

Comentar este artículo
Esqueleto "AulaLibre 3.0" desarrollado por   CGT  para SPIP | Con   FIREFOX  nos veremos mejor ;-)
Creative Commons License Los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons.