CGT Delphi Cádiz
[PORTADA] :: Foros :: Inscribirse/Recibir novedades :: Redacción :: Contactar :: Toda la Web :: Seguir la vida del sitio RSS 2.0
Estás aquí: Portada > DTS > De oportunidad laboral a pesadilla
De oportunidad laboral a pesadilla
Un grupo de una veintena de trabajadores de Cádiz, Jerez y Sevilla denuncian las malas condiciones que se han encontrado en la República Checa tras aceptar una oferta de Adecco
Viernes 24 de agosto de 2018, por CGT DELPHI
0 comentarios   

Yo, como tantísimos españoles que me encuentro en paro, estoy inscrito en varias páginas de empleo. Un día recibí una alerta en una de estas páginas y me derivó hacia Adecco. Era una oferta de mozo de almacén en la República Checa. Solo había una persona inscrita y pensé ’voy a mandarla, si hay poca gente tendré más posibilidades’. A los pocos días me llamaron desde Adecco de Jerez y me explicaron cómo era la oferta y las condiciones de trabajo… todo muy bonito, demasiado bonito". Así comienza la historia de un grupo de 20 personas (procedentes de Sevilla, Jerez, Cádiz y otros puntos de la provincia) que denuncian que lo que parecía ser una buena oportunidad laboral se ha convertido en una gran pesadilla. Los afectados, que prefieren mantener el anonimato, quieren dar a conocer su historia para que "otras personas no pasen por la misma situación" que ellos.

Todo comenzó cuando decidieron inscribirse en una oferta laboral. "Al día siguiente por la mañana me llamaron y me presenté en las oficinas de Adecco en Jerez. Era una especie de entrevista en grupo, nos pusieron un vídeo de donde trabajaríamos, para e-comerce Lidl, una especie de Amazon en la República Checa", relata una de los personas que aceptó el trabajo.

EN EL ALOJAMIENTO EN PILSEN "LA SUCIEDAD ERA ALGO ALARMANTE. HIGIENE CERO""NOS DIJERON QUE LA NÓMINA SERÍAN UNOS 1.300 EUROS Y HE COBRADO 783 EUROS"

Una vez descrito el trabajo a realizar le trasladaron cuáles serían las condiciones laborales que, además, incluían el alojamiento. Este se realizaría en "un apartahotel para dos o tres personas que tendría los dormitorios correspondientes y salón-cocina, completamente equipada con nevera y lavadora". En cuanto a las condiciones salariales, el sueldo rondaría "las 30.000 coronas checas, lo cual equivale a unos 1.000 euros, más distintos pluses. De este modo, al mes podríamos cobrar unos 1.300 o 1.400 euros". "Nos insistían en que era una gran oportunidad laboral durante seis meses, que las condiciones eran magníficas, que la vida en Chequia era muy barata, vamos un chollo", asegura uno de los afectados, contando que algunos de los que aceptaron, incluso, dejaron su trabajo en España dadas las buenas condiciones que les ofrecían allí. De hecho, hasta les pagaban el viaje de ida y el de vuelta. "Una vez seleccionado nos llamaron para que firmásemos una especie de precontrato con las condiciones dichas en la anterior reunión. Creo recordar que un lunes nos reunieron a todos, los 10 que íbamos a ir por la provincia de Cádiz y otros 10 por la provincia de Sevilla. Nos dieron un sobre con papeles con lo que nos habían explicado y el billete de avión. Saldríamos el lunes 2 de julio desde Sevilla en AVE hasta Madrid y de allí a Barajas y dirección Praga. Desde allí nos llevarían a la ciudad de Pilsen, donde trabajaríamos", recuerdan.

Sin embargo, la bonita oferta poco tenía que ver con la realidad que se encontraron al llegar a la República Checa: "Llegamos a Pilsen y nos llevaron al ’apartahotel’ que resultó ser una pensión de mala muerte. Una habitación de unos 20 metros cuadrados con tres camas y un miniarmario para tres personas con ropa para seis meses. No había lavadora, la pequeña nevera estaba estropeada y la cocina comunitaria estaba metida en un cuartucho asqueroso sin ventilación", aseguran los afectados. Sin embargo, lo peor es que "la suciedad era algo alarmante, higiene cero". Un día después de su llegada, los trabajadores andaluces acudieron firmar los contratos, "pero al llegar allí y empezar a leer el contrato las condiciones eran otras completamente distintas". En vez de todo lo explicado en Jerez, "eran 25.000 coronas checas en bruto con todos los pluses metidos ya y descontando los impuestos se quedaba en unas 22.500 coronas más o menos, unos 850 euros. Una ’pequeña’ diferencia de 550 euros".

"Los españoles nunca hemos tenido miedo a trabajar en cualquier cosa ni lugar. Lo que cabrea es que una empresa internacional y que en su publicidad remarca la calidad y lo bien que están sus trabajadores como es Adecco te engañe de esta manera y se ría de la necesidad de un grupo de personas que hemos venido tan lejos de nuestra patria con ilusión y con ganas de trabajar y de labrarnos un futuro", lamentan.

Tal ha sido la situación que se han encontrado, que algunos de los que se fueron a la República Checa ya han vuelto a España al no cumplirse "unas condiciones dignas tanto de salario como de vivienda". El problema para los que han decidido regresar es que "Adecco te paga el viaje de ida y de vuelta, pero si uno se marcha antes, Adecco te reclama el importe de los dos viajes, cuando son ellos los que no están cumpliendo su parte del contrato".

A pesar de que los afectados se han puesto en contacto con la empresa de trabajo temporal en España "se pasan la pelota unos a otros y nosotros estamos en medio sufriendo las consecuencias". Por ello, desesperados han enviado una carta a la embajada española para informarles: "Sé que es para nada, pero por lo menos que quede constancia de nuestra situación".

De momento, han logrado que a diez de estos trabajadores los hayan cambiado a un sitio en teoría mejor. "Pero es lo mismo solo que con lavadora, cocina y nevera sin congelador", afirman. Por ello, cada día hay más trabajadores que piensan en volver a España. La gota que ha colmado el vaso ha sido cuando esta misma semana han cobrado la primera nómina los españoles que aún permanecen en Pilsen. "Esto es lo que hemos cobrado: 783 euros. De vergüenza".

Tras las duras críticas, desde Adecco han reconocido a este periódico que el grupo no fue alojado inicialmente en el lugar que se esperaba, aunque tras dos semanas ya habían sido trasladados. Además, "se les había facilitado un cheque" por lo gastos extras en alimentación al carecer de nevera al principio. Aún así puntualizan que una de las personas que se marchó fue debido a que causó daños en el mobiliario y tendrá que abonar el coste de los daños. "Otro fue por enfermedad y un tercero se marchó porque era amigo de ambos", señalan desde la empresa.

En cuanto a los salarios, desde Adecco sólo apuntan que "es cierto que algunos han cobrado menos de lo estipulado pero es que no han completado el mes de trabajo", dicen. Aún así también reconocen que "ha habido incidencias con algunas nóminas, unas se han resuelto y otras no, pero hay trabajadores que han llegado a los 900 euros".

Comentar este artículo
Esqueleto "AulaLibre 3.0" desarrollado por   CGT  para SPIP | Con   FIREFOX  nos veremos mejor ;-)
Creative Commons License Los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons.