CGT Delphi Cádiz
[PORTADA] :: Foros :: Inscribirse/Recibir novedades :: Redacción :: Contactar :: Toda la Web :: Seguir la vida del sitio RSS 2.0
Estás aquí: Portada > CGT DELPHI > La Junta no ha iniciado aún las conversaciones con los principales (...)
La Junta no ha iniciado aún las conversaciones con los principales propietarios de Las Aletas
Lunes 27 de abril de 2009, por CGT DELPHI
0 comentarios   

La Administración autonómica anunció hace tres meses su disposición a negociar El Consorcio del parque científico tecnológico ya no maneja ningún calendario de trabajo

JAVIER LÓPEZ| CÁDIZ El proyecto del parque científico tecnológico de Las Aletas avanza a trompicones. Da la impresión de dar un paso por mes. El estado de cosas actual es que la Junta de Andalucía anunció en enero que estaba dispuesta a negociar y llegar a un acuerdo con los propietarios afectados por las expropiaciones; hoy, tres meses después, aún no se ha puesto en contacto con ninguno de los grandes propietarios, según han confirmado fuentes de los dos mayoritarios. Fuentes de la Consejería de Empleo -cuyo titular, Antonio Fernández, es también vicepresidente del Consorcio de Las Aletas, el organismo que gestiona el impulso del futuro parque-, sin embargo, señalaron que ya se han iniciado las negociaciones con los propietarios y que también se ha abierto ya el nuevo expediente de expropiación de los terrenos. El vicesecretario general del PSOE, Luis Pizarro, fue la primera voz del entorno del Gobierno andaluz que reconoció que la Junta estaba dispuesta a negociar una salida para desbloquear el proyecto de la vía judicial. Ésto sucedió en enero. Pizarro forma parte del nuevo Ejecutivo autonómico como titular de la Consejería de Gobernación. Su entrada al frente de la segunda cartera regional -tras la de Presidencia- podría hacer prever que la Administración agilice la búsqueda de una solución y se produzcan los primeros contactos formales con los representantes de la empresa Dehesa Norte y la familia Derquí. Tan sólo estos dos propietarios aglutinan 408 hectáreas de los terrenos en los que se levantará el parque ideado hace años. Esta superficie supone más de dos terceras partes del suelo sobre el que se proyecta el complejo. Demasiado lento Fuentes de la firma arrocera señalaron que el proceso «va más lento de lo esperado». Y añadieron que «era de esperar que a estas alturas ya se hubiera producido algún contacto oficial». El portavoz de la familia Derquí, del mismo modo, se mostró «extrañado de que aún no haya llamado la Junta». Un mes después de que Pizarro reconociera la disposición de la Administración al diálogo, el Consejo de Gobierno encargó a la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio -competente en materia de suelos- que iniciara un nuevo procedimiento de expropiación de los terrenos afectados. Cuando el Ejecutivo dio estas instrucciones al titular de Vivienda corría febrero y comenzaban los retrasos. En esa época estaba previsto el inicio de las primeras obras en Las Aletas. La construcción de los terraplenes sobre los que se edificará el parque es un paso previo imprescindible a causa de que el terreno es zona de marisma y, en consecuencia, demasiado blando para soportar el peso de tráfico pesado y de inmuebles. En noviembre se licitaron estas obras de afianzamiento del firme, así como la dirección de éstas. Hoy aún no han sido adjudicadas. En el Consorcio de Las Aletas ya no se maneja ningún calendario de trabajo. Están obligados a esperar hasta que la Junta les comunique que pueden comenzar las obras. Y ésto no podrá suceder hasta que la Administración autonómica tenga la titularidad de los terrenos. A este respecto, el vicepresidente del Consorcio y consejero de Empleo aseguró en marzo que la Junta ocuparía Las Aletas entre julio y septiembre aunque no se hubiera alcanzado aún un acuerdo con los propietarios. Sin embargo, los expropiados arguyen que el Gobierno andaluz «ya ha ocupado las fincas y no las ha devuelto en ningún momento». De hecho, las excavadoras ya han hecho estragos y han demolido viviendas que se levantaban en estos terrenos. Ya ha pasado un mes desde que Fernández lanzara esta advertencia; dos meses desde que el Ejecutivo autonómico aprobara el inicio de un nuevo expediente de expropiación; y tres meses desde que se hiciera pública la voluntad negociadora que ahora sí tenía la Junta. Y el teléfono de los propietarios no ha sonado. Burocracia En Dehesa Norte se asume que la Administración está trabajando en los trámites burocráticos precisos en el inicio del nuevo expediente de enajenación de los terrenos. Preguntada la empresa sobre si tiene intención de tomar alguna nueva medida de carácter judicial en el caso de que continúe demorándose la solución, manifestaron que, «por ahora, no hay intención de emprender ninguna nueva acción, tenemos buena voluntad, aunque si el retraso continúa y nos vemos dentro de un año igual que hoy, habrá que pensar en hacer algo». En la compañía arrocera se cree en que la Administración quiere encontrar una salida, aunque ella misma se la haya complicado bastante: «Creo que están intentado solucionar el embrollo jurídico en el que se han metido», apuntaron las citadas fuentes. La familia Derquí, por el contrario, no es tan optimista. «Personalmente, soy bastante escéptico», objetó el portavoz de estas propietarias afectadas por las expropiaciones. El parque cuenta con un plan especial de ordenación de sus suelos desde enero de 2008; hace un mes se presentó en público el programa de obras del vial de 2,4 kilómetros que recorrerá el complejo empresarial de este a oeste. Mientras, los plazos corren y este portavoz manifestó su incomprensión ante esta situación: «El proyecto está parado y debería ser la Administración la que inicie los contactos con los expropiados», dijo. Ante los rumores de que la Junta ya esté alcanzando acuerdos con este colectivo sentenció que «no es que no haya habido acuerdo alguno, es que ni siquiera nos han llamado».

Comentar este artículo
Esqueleto "AulaLibre 3.0" desarrollado por   CGT  para SPIP | Con   FIREFOX  nos veremos mejor ;-)
Creative Commons License Los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons.