CGT Delphi Cádiz
[PORTADA] :: Foros :: Inscribirse/Recibir novedades :: Redacción :: Contactar :: Toda la Web :: Seguir la vida del sitio RSS 2.0
Estás aquí: Portada > DTS > Tercer intento para el suelo de Delphi
Tercer intento para el suelo de Delphi
La inversión que promueve ahora EBiON es recibida con cautela y prudencia tras varios fiascos La propuesta obliga a modificar el Plan Urbano de Puerto Real y sitúa a su Ayuntamiento entre la espada y la pared
Lunes 4 de marzo de 2019, por CGT DELPHI
0 comentarios   

Los terrenos de la antigua factoría de Delphi, en el polígono del Trocadero de Puerto Real, vuelven a tener novio. La empresa EBiON, especializada en el desarrollo de nuevas energías, ha mostrado interés por este suelo industrial para poner en marcha alguno de sus proyectos, sin embargo, la inversión está vinculada también a una supuesta recalificación para ampliar los usos urbanísticos, ya que incluye también otras opciones al margen de las industriales. Los extrabajadores de Delphi han recibido con cautela la noticia y prefieren no lanzar las campanas al vuelo hasta que la venta de la factoría sea una realidad.

De momento, los administradores concursales que gestionan los intereses de los acreedores que dejó por el camino Delphi tras su cierre en 2007, han confirmado el interés de EBiON por el suelo y han destacado que la empresa estaría dispuesta a pagar por ellos 6,4 millones de euros. Las partes se han dado ahora cuatro meses de plazo para cerrar flecos y estudiar la viabilidad del proyecto, que supone una inversión de 30 millones de euros.

La compañía persigue en los terrenos un centro de tratamiento de residuos industriales, pero quiere ampliar los usos de la parcela Distintas fuentes consultadas por LA VOZ reconocen que el Ayuntamiento de Puerto Real, en manos de Podemos, será clave en esta negociación. No hay que olvidar, según las mismas fuentes, que el proyecto de EBiON necesitará con toda seguridad de una modificación del PGOU. En este sentido, Antonio Montoro, histórico portavoz de los exdelphis y ahora secretario de la Federación del Metal de UGT en Andalucía, es más partidario de la «prudencia» que de avivar falsas expectativas. No es la primera vez que se anuncia una inversión sobre ellos y al final todo queda en humo y decepción. Montoro insiste en que se podrá hablar de proyecto industrial en los antiguos terrenos de Delphi una vez que los interesados, en este caso EBiON, firmen la compraventa.

La compañía española EBiON tiene previsto levantar en los antiguos terrenos y plantas de Delphi diversos proyectos basados en la energía y movilidad sostenible que podrían suponer una inversión de, al menos, 30 millones de euros. El anuncio para dar vida a este espacio industrial se hizo público, precisamente, el 21 de febrero, un día antes de que se cumplieran los doce años del cierre de la planta puertorrealeña. La salida de Cádiz de la multinacional de la automoción dejó en la calle a 1.900 trabajadores y un terremoto laboral cuyas réplicas aún se advierten.

Las claves de la inversión La intención de EBiON es desarrollar un proyecto industrial con capacidad para crear entre 200 y 250 puestos de trabajo. De hecho, LA VOZ ha podido saber que la compañía estaría dispuesta a repescar para su nueva plantilla en Cádiz a antiguos trabajadores de Delphi. EBiON desarrolla polígonos industriales ecosostenibles, proporcionando energía eléctrica y energía térmica verde a sus clientes. Entre otros proyectos, pretende desarrollar en parte de las instalaciones industriales de la Bahía una empresa para el reciclado de los residuos que generan los tanques de combustible de los buques.

Según la compañía, con esta instalación se contribuiría a resolver «uno de los problemas más importantes de desarrollo de la Bahía de Cádiz, como es la carencia de infraestructuras de tratamiento de aguas de sentina». Además, la instalación facilitará el incremento de la carga de trabajo de reparación de buques en Navantia, ya que «esta actividad se encuentra actualmente limitada por la falta de este tipo de servicios».

Los exdelphis prefieren no albergar expectativas hasta que la operación de compraventa sea una realidad Desde la patronal de empresarios de Cádiz el anuncio de EBiON se ha recibido con satisfacción, ya que genera alternativas de futuro y permite activar nuevos resortes sobre un suelo que está muerto, otra cosa bien distinta, dice la patronal del Metal, «es la letra pequeña que incluya el acuerdo de compraventa». La intención de EBiON es rehabilitar todos los edificios industriales, la urbanización y su entorno e instalar una conexión digital de cable de fibra óptica de gran capacidad para poder desarrollar los preacuerdos existentes para el establecimiento de un parque logístico de distribución basado en movilidad eléctrica sostenible.

Tanto el exvicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, como el expresidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC), José Luis Blanco, y el actual alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, habían reclamado a los administradores concursales que se decidieran a aceptar alguna de las ofertas que les habían llegado por los terrenos donde se ubicaba Delphi. Con este paso se abre ahora un nuevo horizonte para esa parcela, símbolo industrial de la última gran crisis económica.

La empresa, que cuenta ya con proyectos similares en Lituania o Chile, tiene previsto empezar a cotizar en bolsa durante este ejercicio con el objetivo de «ser líder del mercado de pellets y bioenergía térmica en España, Portugal, Italia, Holanda, Reino Unido y Francia, alcanzando una producción y comercialización global de 4.000.000 tm/año para el año 2028». La compañía tiene actualmente reconocidos en el mercado español, derechos por sustitución de combustibles fósiles por bioenergía por un total de 128.000 tm anuales de CO2. La planta de Puerto Real sería su cuarta inversión en Europa. Su proyecto, que ya han presentado al Ayuntamiento de Puerto real, pasa por revitalizará los 280.000 metros cuadrados de terreno industrial.

De BWI a Redelsur y Lógica El suelo de la antigua Delphi siempre ha sido objeto de deseo, pero nunca ha cristalizado. Primero fue la empresa china BWI la que presentó un proyecto industrial en 2012 para abrir una fábrica de recambios de automoción, pero los altos costes laborales y la gestión de la Junta en ese sentido dieron al traste con la operación. Luego fue el empresario gaditano Antonio Moreno el que apostó por los terrenos con el objetivo de crear un centro medioambiental de tratamiento de residuos navales. Así nació Redelsur, pero tampoco cuajó la idea. El último en fijarse en los terrenos ha sido el Puerto de Cádiz, que necesitaba el suelo para poder expansionar el polígono de La Cabezuela. De hecho planteó la expropiación forzosa a los administradores concursales si no había acuerdo satisfactorio por valor de 2,5 millones de euros por la compra de suelo. Los administradores sentenciaron que la oferta del Puerto de Cádiz era innegociable y inasumible.

El terreno lleva muerto desde que la multinacional de la automoción cerró en la Bahía en febrero de 2007 Sin embargo, la Junta ha sido la última en subirse al carro con opciones. En septiembre de 2018, el Gobierno regional, entonces en manos del PSOE, presentó un nuevo proyecto de concentración de suelos industriales en la Bahía para mantener viva la iniciativa de Las Aletas. Esta concentración de suelos incluía también los terrenos de Delphi. El proyecto de la Junta, en el que también participa el Gobierno central, se bautizó con el nombre de Lógica. Se trata de la nueva Plataforma Logística y Tecnológica de la Bahía de Cádiz que sustituye a Las Aletas. El espíritu es el mismo, es decir, las administraciones públicas ponen suelo industrial para captar inversiones, pero tanto la organización como la gestión y su desarrollo difieren sobremanera de lo que hasta ahora conocíamos como plan Aletas.

La irrupción de EBiON en la parcela de Delphi vuelve a poner el contador a cero, al menos, durante los cuatro meses que dure la negociación para la búsqueda de financiación y definición del proyecto industrial.

Los trabajadores siempre lucharon por la titularidad del suelo Los trabajadores siempre lucharon por la titularidad del suelo - A. V. Más de una década sin actividad industrial Los terrenos de Delphi llevan doce años sin actividad. La liquidación del patrimonio que dejó Delphi en la Bahía tras su cierre la gestionan un equipo de administradores concursales. Su deber es conseguir atender a los acreedores de Delphi, entre los que se encuentran desde el propio Estado hasta pequeños y medianos empresarios, que reclaman más de 10 millones de euros. Durante todos estos años han creído que la solución pasaba por la venta de los suelos y de sus naves a una empresa interesada en montar otro negocio o bien a la Administración pública. En estos doce años solo una empresa se ha instalado allí para ocupar una parcela de 39.000 metros cuadrados del total de 250.000 para montar una planta de reciclaje y fue un proyecto fallido que emprendió el empresario Antonio Moreno con Redelsur.

El plan de liquidación de Delphi, elaborado en 2009, valoró los terrenos y edificios de la factoría en 44 millones de euros, una cantidad impensable ahora. Pero mantenerlos en pie ha costado más de dos millones. Así que los administradores concursales pidieron en 2015 a la juez permiso para derribar las naves. La petición fue atendida y en enero de 2016 la juez aceptó la propuesta. Posteriormente fue reafirmada por el Alto Tribunal de Andalucía, pero nunca se llevó a efecto.

La deuda que dejó Delphi a más de una veintena de empresas y organismos públicos, entre ellos la Tesorería de la Seguridad Social, superaba los diez millones de euros. La venta de los terrenos era la alternativa de los acreedores para cobrar, sin embargo, el paso del tiempo y la imposibilidad de vender el suelo a buen precio han dado al traste con esta iniciativa. La oferta de EBiON vuelve a reactivar el proceso.

Comentar este artículo
Esqueleto "AulaLibre 3.0" desarrollado por   CGT  para SPIP | Con   FIREFOX  nos veremos mejor ;-)
Creative Commons License Los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons.